Deducciones autorizadasDerecho FiscalLey del Impuesto sobre la Renta

Deducción de cuentas incobrables

En el supuesto de que con motivo de la contingencia del COVID-19 o por alguna otra circunstancia tengas créditos que no podrás cobrar, de conformidad con lo establecido en la fracción V del artículo 25 de la Ley del Impuesto sobre la Renta (LISR) podrás hacerlos deducibles siempre y cuando cumplas con los requisitos establecidos en el artículo 27, fracción XV del referido ordenamiento.

  • Requisitos para la deducción

El artículo 27, fracción XV de la LISR establece que las pérdidas por créditos incobrables deben considerarse realizadas en el mes en el que se consuma el plazo de prescripción que corresponda, o antes si fuera notoria la imposibilidad práctica de cobro.

La prescripción, de conformidad con lo establecido en el artículo 1135 del Código Civil Federal, es un medio de adquirir bienes o de librarse de obligaciones, mediante el transcurso de cierto tiempo y bajo las condiciones establecidas por la ley. Para conocer el plazo legal de prescripción se deberá atender a la naturaleza del título de crédito con que se cuente.

La notoria imposibilidad práctica de cobro no puede definirse de manera precisa, por tratarse de lo que jurídicamente se conoce como un “concepto jurídico indeterminado”. Para conocer si estamos en presencia de una notoria imposibilidad práctica de cobro es necesario atender una serie de hechos, conductas o situaciones según cada caso. No obstante lo anterior, la LISR señala algunos supuestos en los que se considera que existe notoria imposibilidad práctica de cobro.

  • Supuestos de notoria imposibilidad de cobro contenidos en la LISR 

Según lo dispuesto en el referido artículo 27, fracción XV de la LISR se considera que existe notoria imposibilidad práctica de cobro, entre otros, en los siguientes casos:

  1. Tratándose de créditos cuya suerte principal al día de su vencimiento no exceda de 30,000 unidades de inversión (aproximadamente $192,500.00) y hubiese transcurrido un año contado a partir de que incurra en mora, sin que se hubiera logrado su cobro, se considerarán incobrables en el mes en que se cumpla un año de haber incurrido en mora.

Tratándose de créditos contratados con el público en general, cuya suerte principal al día de su  vencimiento se encuentre entre $5,000.00 y 30,000 UDIS, siempre que el contribuyente informe de dichos créditos a las sociedades de información crediticia que obtengan autorización de la SHCP de conformidad con la Ley para Regular las Sociedades de Información Crediticia, se considerarán incobrables en el mes en que se cumpla un año de haber incurrido en mora.Cuando el deudor del crédito sea un contribuyente que realiza actividades empresariales y el acreedor deberá informar por escrito al deudor de que se trate, que efectuará la deducción del crédito incobrable, a fin de que el deudor acumule el ingreso derivado de la deuda no cubierta. Adicionalmente, deberá informar a más tardar el 15 de febrero de cada año los créditos incobrables que dedujo en el año de calendario inmediato anterior.

b. Tratándose de créditos cuya suerte principal al día de su vencimiento sea mayor a 30,000 UDIS el contribuyente deberá: i) demandar ante la autoridad judicial el pago del crédito o iniciar el procedimiento arbitral convenido para su cobro, ii) informar por escrito al deudor que efectuará la referida deducción para que este último acumule el ingreso respectivo y iii) informar a más tardar el 15 de febrero los créditos incobrables que dedujo en el año de calendario inmediato anterior.

c. Se compruebe que el deudor ha sido declarado en quiebra o concurso. En el caso de quiebra debe existir sentencia que declare concluida la quiebra por pago concursal o por falta de activos.

  •   Determinación del monto del crédito

Los supuestos anteriormente señalados se actualizarán conforme a la suerte principal del crédito. En términos generales la suerte principal está representada por aquellas cantidades que producen rendimientos o intereses en favor de una persona a partir de una fecha determinada. El monto al que ascienda la suerte principal al momento en que el crédito esté vencido podrá ser inferior al importe original o incluso superior si es que los intereses devengados no pagados se capitalizan por motivos contractuales, con lo cual se incorporarían al monto de la suerte principal.

Para efectos de determinar los montos indicados en el apartado anterior, si se tienen dos o más créditos con una misma persona física o moral, se deberá sumar la totalidad de los créditos otorgados para determinar si éstos no exceden las 30,000 UDIS.

  • Relevación del cumplimiento del aviso al SAT de los créditos incobrables

De conformidad con lo establecido en la Regla 3.3.1.23. de la Resolución Miscelánea Fiscal para 2020 se releva al contribuyente de informar a más tardar el 15 de febrero de cada año, de las pérdidas por créditos incobrables que dedujo en el año inmediato anterior, siempre que haya optado por dictaminarse y dicha información se manifieste en el Anexo del dictamen fiscal denominado «CONCILIACIÓN ENTRE EL RESULTADO CONTABLE Y FISCAL PARA EFECTOS

Para mayor información sobre asuntos relacionados con el tema de la emergencia por COVID-19 o en caso de requerir apoyo o asesoría legal en materia fiscal o corporativa, contáctenos a través del correo electrónico contacto@pamabogados.com o comuníquese al teléfono 56-16-42-80.

Nota aclaratoria: Este artículo no representa asesoría ni opinión formal alguna, si requiere asesoría por favor comuníquese con nosotros.

PAM Abogados, S.C.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *